Saltar al contenido

LA ENSEÑANZA INTEGRADA

José Mourinho es el máximo exponente de esta filosofía de entrenamiento. El entrenador portugués la empezó a desarrollar cuando estuvo en el Oporto. Este tipo de enseñanza nació a partir de que el futbolista tiene que ser parte activa en lo que pasa en el terreno de juego. Saber interpretar lo que ocurre y adaptarse es algo primordial.

Esta filosofía de aprendizaje nace en la década de los 70 con el abanderado del futbol portugués, El Benfica de Eusebio. Este equipo empezó desarrollar los conceptos de que táctica y técnica no eran diferentes. No son dos departamentos separados, donde existe una ira la otra y viceversa.

Desde la enseñanza comprensiva, se han propuesto diferentes puntos de actuación entre las que destacamos la enseñanza integrada. Su análisis y reflexión son el eje central para desarrollar a los jugadores profesionales. Ha transcurrido el suficiente tiempo como para comprobar en qué medida las aportaciones y aclaraciones, tanto desde la teoría como desde las pruebas practicas, nos ayudan a comprender mejor esta forma de enseñar el deporte rey.

La propuesta presentada como un “Modelo integrado Técnico-Táctico” se incluye en un ámbito general denominado “Enseñanza Comprensiva del Deporte”. Considerada una postura intermedia entre los modelos que proponen la enseñanza de los deportes colectivos, el futbol. Empezando por la técnica y manteniendo la necesidad de los llamados fundamentos tácticos.


ESTABLECER REGLAS PARA LA COMPRENSIÓN DE LOS JUGADORES

El modelo integrado debe entenderse desde diferentes limitaciones. Tiene que ser lo suficientemente funcional y aplicable pero sin caer en la no explicación de los conceptos. Siempre debes incluir un mínimo de concepto hablado para que tus jugadores entiendan la dinámica de los ejercicios. Se trata de mostrar las directrices básicas que puedan servirles de guía para una aplicación didáctica.

Podríamos catalogar estas directrices como una marca de los limites de los conceptos. El nivel de especificidad que manifiesta esta propuesta es también necesariamente genérico. Por lo tanto, carece de sugerencias concretas para llevar a cabo tareas especificas en escenarios reales. Tu deberás aportar ese diferenciante que tiene las situaciones de partido.

TAREAS CONCRETAS
  • Habilidades y destrezas básicas de tu sistema de juego.
  • Enseñanza de conceptos técnico/tácticos con pocos elementos.
  • Presentación de situaciones reales.
  • Enseñanza de elementos tácticos.
  • Situaciones reales de juego con todos los elementos.

El modelo comienza por una fase de dominio y consolidación de las habilidades y destrezas básicas que requiere tu sistema de juego. Entendido como el punto de partida hará del aprendizaje y enseñanza de las habilidades deportivas el peldaño necesario. Sobre este construirás las habilidades deportivas específicas.

Una segunda fase harás una integración de las habilidades tácticas y técnicas de forma simultánea. Normalmente tus equipo estarán dotados de un buen nivel técnico, pero deberás hacer un equilibrio de la exigencia. Sobre todo cuando apliques situaciones donde la fatiga es elevada. En el caso de la técnica, cuando se exige una ejecución precisa, entonces la táctica tiene su carga disminuida, y viceversa.

Después aplicaras los elementos aprendidos en el contexto del deporte, con reglas, objetivos del mismo, etc. A partir de ahí, las segunda y tercera fases se van repitiendo, mostrando una estructura cíclica. Luego de haber aplicado lo aprendido en la situación real de juego, y tomando a ésta como referencia, volvemos al aprendizaje y mejora de diferentes habilidades técnicas y tácticas. Posteriormente, volver aplicarlas en la situación real de juego; y así sucesivamente.


SITUACIONES REALES AL JUEGO DEFINITIVO, EL PARTIDO

Tu principio básico de es contextualizar el aprendizaje que intentas exponer a tus jugadores. Es decir, debes buscar las palabras que definan lo que tu quieres que tus jugadores repliquen en el terreno de juego. Así las situaciones del juego forman en si mismo un periodo de formación. Estas situaciones harán que tus jugadores testeen como se sienten y si han comprendido tu idea futbolística.

Las indicaciones en estas situaciones nunca pueden ser una concatenación de conceptos, es decir, no se trata que desde la banda narres todo aquello que deben hacer. Simplemente debes ir introduciendo palabras clave, previamente establecidas y explicadas a tus jugadores. Tu guía debe ser una afirmación o corrección de los conceptos que quieres introducir en tus jugadores. Todo el desarrollo lo debes hacer en periodo de preparación y después en periodo competitivo aportar los diferentes colores para ganar a tu rival.


NUESTRA OPINIÓN ACERCA DE ESTE PROCESO

Por un lado, entendemos que los contenidos se aprenden siempre en una situación de contexto, es decir, el comportamiento individual siempre adquiere sentido en una situación táctica de juego real. Desde ese juego se ocasionan las necesidades técnicas y tácticas individuales.

La enseñanza contextualizada tiene la importancia de garantizar un aprendizaje significativo, que establezca las bases de tu idea. A pesar de que su desarrollo en la aplicación práctica no siempre sea bien entendido, utilizado o desarrollados. Aprender una habilidad en la situación donde se hace necesaria, permite al jugador otorgarle sentido a dicho aprendizaje.

Tener diferentes tipos de pases, botes, conducciones y lanzamientos en situaciones donde tengan significado, marcado por como quieres que se desarrollen las acciones. Provocara un aprendizaje distinto que aquél que se deriva de la práctica de acciones aisladas sin ningún otro objetivo que llevar a cabo dichas habilidades. Con esto queremos decir que te plantees hasta el más mínimo detalle del partido.

Por otro lado, es un planteamiento cíclico que, en realidad, tiene forma de “espiral”. Esta forma de secuenciación en función de los aprendizajes previos y de su aplicación en contextos reales, sugiere volver a pasar por contenidos conocidos. El nivel de dificultad creciente, tiene sus antecedentes en la psicología deportiva, coincidiendo con diferentes propuestas metodológicas para la enseñanza de los deportes colectivos.

Tienes que perseguir en definitiva, una organización adecuada del contenido que facilite un aprendizaje que sea lo más significativo posible. Tienes que ser claro con tu idea del futbol y después desglosarlo en cada paso para llevarlo a cabo. Que favorezcas el establecimiento de relaciones importantes y no arbitrarias entre los conocimientos previos del futbolista y las nuevas adquisiciones, dotaran de sentido a tu modelo de juego.