Saltar al contenido

EL METODO KLOPP

Sus excentricidades desde la banda y la popularidad del personaje no deben llevarnos a engaño. Detrás del continente hay contenido: entrenador y método. Klopp es, además de un gran motivador, un obseso de la táctica y estudioso de multitud de variantes y formas de entender el juego. Desde Guardiola a Mourinho –a quienes admira–; del blanco al negro, pasando por una alta gama de grises. El de Stuttgart bebe de multitud de afluentes y esa pluralidad es trasladada francamente bien sobre el césped.

Actualmente el entrenador del Liverpool afronta uno de los retos más difíciles para un club. Tras conseguir la Liga de Campeones y la Premier League, tuvo el choque de realidad de no poder revalidar ninguno de estos 2 títulos. Por tanto, esta pretemporada le ha dedicado mucho tiempo a los pequeños detalles de su Sistema de Juego.

Tanto la Premier League como la Liga de Campeones son 2 competiciones cada vez más difíciles de ganar. Y es que no se puede ignorar que en el caso de la primera, los clubs ingleses cuentan en su mayoría con un poder económico muy potente y casi sin limites. Esto se debe al aporte de los medios televisivos. Mientras que en el caso de la mejor competición de Europa a niveles de clubs, poco queda por decir. Solo aquellos que a lo largo de una temporada demuestren una regularidad aplastante, son dignos de participar en este torneo.

KLOPP UN ENTRENDOR ESPECIAL

4-2-3-1 flexible

Siempre cobijado en un dibujo 4-2-3-1, una disposición de los jugadores flexible en función del partido y, dentro del mismo incluso. Como te hemos explicado aquí en Manualde.net el momento es uno de los factores para conseguir la victoria. Ahí radica otro de los éxitos del teutón: la obsesión por hacer pensar a sus jugadores sobre el juego, enseñarles a madurar los partidos.

Esta es la clave de este entrenador tan especial. Él es consciente de que los partidos los ganan los jugadores, por eso desarrolla a sus jugadores de tal modo que son una extensión de sus pensamientos sobre el terreno de juego. ¿Cómo lo hace?

MICROCICLOS LA CLAVE DEL EXITO DE JURGEN KLOPP

Las sesiones son el eje principal para conseguir que tus jugadores alcancen este nivel. Sobre todo hace bastante hincapié en las decisiones que toman sus valorados integrantes en situaciones de alta fatiga. Se debe únicamente, al alto nivel que las 2 competiciones que quiere ganar exigen a los jugadores. Por ejemplo la Premier League es una liga donde los equipos desarrollan un modelo de juego muy rápido, tienen sistemas de INCORPORACIÓN para aprovechar los espacios que genera la subida del equipo rival.

Esta estrategia se debe a que las medidas de los campos profesionales de media miden 103m x 65 m. De ese modo estamos acostumbrados a ver un Liverpool polifacético, capaz de dominar varios registros. Sirva de ejemplo el doble enfrentamiento con el Real Madrid: ofreciendo dos versiones en Anfield; cómodo en el vértigo, en el box to box –que tanto gusta al Madrid también.

Dominando sin complejos el ataque posicional, maestros aún en su juventud. Por el contrario, en el Bernabéu se desplegaron de una forma mucho más conservadora, cerrando el mediocampo y candando la defensa, para salir enérgicos a la contra. Tres versiones de un mismo equipo interpretadas a la perfección: sinónimo de grandeza.

Wolfgang Frank y la defensa zonal

Jürgen Klopp bebe de las más modernas técnicas de entrenamiento, pero también sabe mezclar maravillosamente bien todos los conceptos y parámetros del juego, y recurre sin tapujos a los clásicos y viejos maestros, defensa zonal de cuatro. Fútbol de movilidad constante y ritmo eléctrico. Conceptos elevados por el Borussia de Klopp y ahora en el Liverpool, a la enésima potencia.

Presión tras pérdida

Esa es, sin duda, una de las grandes virtudes de este Liverpool, la presión después de la pérdida de balón. Su ataque posicional implica a los 11 jugadores de campo. Todos trabajan en la fluidez de la posesión y buscan las asociaciones constantes en pos de abrir huecos en la defensa rival. Estas relaciones entre jugadores solo se consiguen viajando juntos, aproximando líneas y triangulando en corto para después buscar en largo. Así, cuando se produce la pérdida, la densidad de jugadores reds cerca del balón es altísima y el nuevo robo suele fructificar.

“Nosotros también presionamos como ellos, inmediatamente después de perder la pelota, y desde hace mucho. Pero ayuda poderle decir a un jugador: mira, los del Barcelona hacen lo mismo”. Jürgen Klopp, estratega y motivador en una referencia al Barcelona de Pep Guardiola.

Tres factores que se basa Jurgüen Klopp

El alemán ha dicho en varias entrevistas que ha concedido a los medios alemanes en su etapa en el Borussia Dormunt y en los medios ingleses…

“Para jugar como pretendo, necesito precisión en velocidad, un ataque directo y dos centrales con unos huevos así de grandes. No para que peguen, sino para que no tengan miedo en adelantar líneas, que saquen el equipo lo más lejos posible de nuestro arco. Entre la línea de fondo y los volantes no tiene que haber más de diez, quince metros, cuando el equipo ataca también está defendiendo. Necesito centrales valientes que se animen a jugar mano a mano cuando se pierde la pelota”.

Jurggen Klopp (FRANKFURTER ALLGEMEINE ZEITUNG)

Cuando se pierde la pelota, tenemos que presionar para recuperarla antes de los cinco segundos. Seguro que siempre no se podrá, pero tenemos que jugar con esa premisa y esa intensidad. Lo que yo no negocio es la intensidad a la hora de recuperar la pelota.

Jurggen Klopp (The Guardian)

El retroceso es siempre con posiciones fijas. Así se ganan entre 15 y 20 segundos y el equipo se reagrupa más fácil, es mejor que si cada uno quiere volver y reubicarse a su función de origen.

Jurggen Klopp (The Guardian)

“Prefiero que los once hagan una cosa mal, pero que sea lo que yo les digo (aunque esté equivocado) antes que cada uno haga lo que quiera”.

Jurggen Klopp (The Times)