Saltar al contenido

PEP GUARDIOLA EL GENIO DEL SIGLO 21

Es indudable la capacidad como entrenador que tiene nuestro protagonista: y es que este entrenador desde sus etapas formativas vivencio lo que en el futuro se convertiría en el estandarte de un club histórico como es el Futbol Club Barcelona. La filosofía de este club forjo a un jugador con una capacidad de comprender lo que sucedía en el terreno de juego, permitiendo que guiase a su equipo al éxito nunca antes alcanzado.

Cuando el Barça gano su primer trofeo de la Liga de Campeones, este gran profesional formaba la columna vertebral de lo que el entrenador estableció como su modelo de juego. Es muy importante que los jugadores sean una extensión misma de las ideas del entrenador.

Analizar previamente las características condicionales del jugador

Cuando tenemos un modelo de juego que se basa en sacar el balón jugado desde atrás y el rival realiza marca individual sobre jugador que ayuda a primera línea para romper la presión. La primera línea del rival actúa y el jugador de campo debe ser capaz de adaptarse a lo que el rival no le esta permitiendo hacer para encontrar en el menor tiempo posible neutralizarle.

Acciones que pueden ocurrir en el partido

Cuando el estado físico del jugador se empiece a devaluar, la salida con 3 defensas, uno de estos solo actúa en la línea en acciones defensivas, pero cuando el equipo tiene balón actúa como un medio. Por lo que el que ayuda a la salida, el pivote, se incrusta entre los jugadores que se quedan en 1 línea, ayudando así a la salida de balón. Establecer estas directrices a los jugadores y que se conviertan en automatismos, solo lo podrás conseguir mediante la repetición y evolución de tus sesiones.

Si el par del jugador que ayuda en salida de balón no acusa el esfuerzo, debe alinearse siempre otro jugador de características similares, sabiendo discriminar las oportunidades de asociación en los espacios que se han generado. Aprovechar los espacios existentes realizando apoyo a jugadores de 1 línea.

Capacidad técnica elevada.

Tener extremos con la pauta de que ellos cubran todo el carril exterior, haciendo la función de carrileros. Las referencias, delanteros centros, no deben fijar a la línea defensiva, deben realizar movimientos de apoyo o ruptura, de manera que la carga de jugadores sea hacia un lado del campo. Así se dejará el lado débil para la incorporación del interior, carrilero o extremo.

Ser estable defensivamente hablando es igual a como si no hubiera pasado nada. Dar una serie larga de pases para cambiarlo todo, de manera que provocas que el rival se enfrié y te permites pensar cómo afrontar la nueva situación. Anteriormente ene Manualde.net hemos dicho que muchos equipos realizan pases “vacíos” que no hacen que la posesión del balón sea peligrosa. La diferencia con este caso es que a nivel del sistema de juego se producen reajustes de aquellos jugadores más alejados de la acción directa.

“Cuanto más rápido va la pelota, más rápida vuelve”

PEP GUARDIOLA

Esto es así porque un desarrollo paulatino del juego significa una presión inmediata, mientras que un desarrollo rápido significa un regreso súbito. En el juego para ir cogiendo alturas con los hombres de fuera se necesitan interacciones por dentro. Por tanto, si no se toma tiempo para jugar, es difícil que estos cojan alturas idóneas. Al realizar un pase rápido hay un regreso a toda castaña. Por lo que hay que pasar el balón cuando toca y a donde toca y en el momento que toca.

Mediante los movimientos del balón, donde y cuando, haces que el rival se tenga que mover, ya sea acercarse o alejarse del compañero, de manera que encontrar a los hombres libres es mucho más fácil.

Fundamentos del juego de posición

1-4-3-3
  • Colocación alta de la línea defensiva.
  • Avanzar juntos.
  • El balón ordena al equipo.
  • Buscar superioridades en el centro del campo.
  • Los laterales como falsos interiores.
  • Desaparición del falso nueve.

HERRAMIENTAS DESARROLLO JUEGO POSICIÓN
  • Rondo para mejorar el gesto técnico.
  • Juegos de posición.
  • Pase.
  • Colocación.
  • Presión con intencionalidad.
  • Cambio de rol (perder/recuperar).

Los ensayos de diferentes salidas de balón condicionados por diferentes contextos, diferentes presiones del rival, de forma analítica con o sin oposición, diferenciando la posición y la situación de cada jugador. Las dos tienen que ver con la relación anterior, lo que haya pasado previamente, y posterior, lo que quieras hacer. Estos dos puntos son claves para ayudar a la sostenibilidad del juego. La posición tiene relación con la postura del jugador y la situación con el sitio/lugar.

Diferencia entre orden y equilibrio

La organización es dinámica, pero el equilibrio se produce de forma estática. El Atacar/dividir al rival, en la situación ofensiva, debes optar por la posesión a menos que progresar sea muy clara. La mejor opción es realizar pase hacia atrás, siempre que allá un posible receptor, para encarar la acción de cara. Ir atrayendo rivales por el centro mediante la conducción le servirá al que esta liberado.

El resultado, ganar, a corto plazo acostumbra a atentar contra los objetivos del medio plazo. Un modelo de juego es, en fin, un marco fijo y móvil al mismo tiempo. Es una partitura que se modifica a diario a causa del rival, lo experimentado y la evolución de las propias ideas.

¿Cómo aprender como entrenador?

Mirando y observando, observando y reflexionando.

Pep Guardiola

Observa y analizar los partidos y entrenamientos. Debes extraer enseñanzas de los maestros para aplicarlos a diferentes contextos. Confronta las opiniones con el cuerpo técnico y con otros entrenadores. Ensaya y prueba con movimientos nuevos y consulta, debate con los jugadores.

Analiza a los rivales, ve partidos, estúdialos, revisa errores, repasa detalles y reflexiona, sobre todo. Leer libros y documentos de análisis, realiza cursos de actualización y comparte experiencias con otros técnicos de futbol u otras disciplinas deportivas.

Pero lo mas importante que te recalcamos en Manualde.net es desaprender lo aprendido y si es posible ahondar en la historia del futbol, puesto que el futuro del futbol está en el pasado. El habito que se adquiere en el entrenamiento es fundamental para que comprendas el dinamismo de la inteligencia del jugador y el éxito de acción deportiva ejecutada.

Se debe entrenar de forma que el jugador cuando se desenvuelva en contextos complejos sea capaz de improvisar, de manera que el jugador deje de pensar haciendo el futbol, efectivo. Por lo que tienes que entrenar aquello que quieras hacer, para convertirlo en un habito.

Cuando se habla de habito, no se debe asociar a la repetición sistemática de una jugada, sino que haya elementos específicos del juego que se repitan en variación. Por lo que, debes construir situaciones de juego donde la repetición automática no tenga valor, a través de interacciones eficientes entre jugadores. Deben ser previamente descubiertas, es decir, la complementación de las capacidades de cada jugador en sus compañeros y con ellos.

Ante un equipo con una organización defensiva muy buena, pero que su vocación es significativamente ofensiva, no defiende con un bloque bajo, sino todo lo contrario, tira la línea muy arriba.

Las acciones o como desarrollarlas donde el equipo tenga balón son aquellas en que las referencias no deben esperar que les lleguen balones directos, deberán realizar continuos desmarques, picar y amagar. El balón tiene que ir de dentro hacia afuera, hacia los extremos.

La relación entre los 3 tipos de posiciones que ocupan los jugadores sobre el césped se infiere en mayor o menor grado de fluidez de un equipo. Los íntimos, los próximos y los lejanos componen otro de los fundamentos del juego de ubicación.

El camino es el siguiente; dentro-fuera-dentro-regate- fuera. Provocara la descolocación del bloque defensivo. No debe intentar romper a su par, tiene que buscar de nuevo al compañero que este dentro, y este ha de ser el que haga el regate y gane el duelo a su par para abrir otra vez hacia afuera.

¿Se asienta cada jugador en su puesto simplemente porque pasan los minutos de juego?

No, se asientan por el éxito de las interacciones. Por como van creciendo dentro del campo las interacciones con el compañero, enfrentadas con lo que propone el rival.

Cuando el futbol que caracteriza a un grupo o liga es aquel que las acciones que más predominan son la conducción de balón a velocidades bastante altas, por lo que el jugador tiene espacio por delante. Lo va a realizar en su mayoría por el carril interior, que es la mejor manera de mantener un contraataque. Así posibilita que el compañero doble por fuera dando opción a que continué el contragolpe. La medida para evitar es colocar a los laterales como interiores en fase ofensiva como equilibrio defensivo.

Pero cuando el juego predominante es contragolpes dado porque los equipos no realizan la elaboración del juego entendido como una consecución de pases para un propósito que impida esos contragolpes. Estos contraataques vienen dados por un apoyo en largo, y a partir de ahí, se genera el contragolpe mediante un tercer hombre que da el pasillo exterior. Los jugadores corren por fuera y les basta un apoyo interior para hacerlo así. La medida para esto no serán los valores habituales como la presión para recuperar el balón, siendo también útil que los laterales jueguen por dentro.

Hay que poner énfasis o vigilar muy bien a los jugadores rivales que forman el equilibrio ofensivo. Pero no hay que descartar el pase en progresión a pasillo interior y después a pasillo lateral, por lo que hay que implantar una medida de oposición a ese apoyo por dentro.

El único consejo que nosotros te damos

Como formadores hay que intentar buscar los porqués y no tanto los cómo en situaciones de ataque/defensa. En vez de preguntarte ¿Cómo puedo solucionar este problema que me propone el oponente? Pregúntate ¿Por qué hace esto? y ¿Cuáles son los elementos que plantea el oponente?